El Ultimo Dandi…

He escogido la palabra Dandi, siempre me ha cautivado, me ha dado la sensación  de exclusivo, de muy refinado  y sobretodo de algo cada vez mas difícil de percibir en nuestro comportamiento. Podía haber utilizado  la frase “el Último Gentleman” , o El  ultimo “Caballero”  todo y que ya hace tiempo que dejar de usar esta denominación, cuando un cliente me contestó yo no tengo caballo… , a pesar de tener algún que otro significado que los diferencia, el sentido y su significado van por el mismo camino.

Y es que los que hemos podido ver en directo a estos auténticos Dandis, no dejamos de sorprendernos, se percibe a la llegada, es un porte diferente, una clase que se respira, el andar es preciso, el movimiento de las manos, la expresión de la cara, el enfoque de mirada, la forma pausada de hablar y el uso correcto de las palabras , porque si de algo sabe un Dandi es utilizar en cada momento las frase y las palabras perfectas.

Y lejos de suscitar polémicas, como siempre prefiero aclarar, que aquí se informa, se debate, no se impone ningún tipo de formas o maneras de pensar, todos somos libres  de decidir si esta corriente ya casi en desuso, el dandismo, es algo  ya obsoleto, pasado de moda,  fuera de tiempos y que en unos años desaparecerá , o por lo contrario si creemos que es algo que hay que recuperar, que va muy atado al saber ser y estar en cada momento, incluso en una forma de saber tratar a los demás para otros una forma de vivir la vida.

Siempre recuerdo como me marcó la primera vez que  vi a un Dandi en plena acción,  como comprenderán por respecto profesional , discreción  y protección de nuestros clientes no se me ocurre la idea de dar ningún nombre, pero os aseguro que los podría contar con una mano, fue en can Fabes, observe en una mesa como la señora se disponía a ir al  baño, Toilette o Lavabo  según se mire, al detectar que la señora estaba a punto de levantarse, me acerque con la intención de  ayudarla, separar la mesa y indicarle por donde tenia que ir.  Mi sorpresa fue cuando antes que yo llegara a la mesa, el acompañante,  nuestro Dandi, se levanto, apartó la mesa, espero a que la señora saliera, mirándola , sonriéndole , y permaneció erguido, con porte, con su americana impecable, camisa planchada a la perfección, sus gemelos colocados milimétricamente, su pañuelo en el bolsillo de la americana perfectamente conjuntado con la corbata. Pero lo que mas me sorprendió fue al regreso de la señora, el, antes que llegara a la mesa, se volvió a levantar,  sujetado con una mano la servilleta ( es de mala educación dejar la servilleta sucia encima de la mesa, otra solución es que el servicio esté atento y hacer la intención de cambiarla si el cliente acepta.)  con la otra mano apartó la silla y acomodó a la señora , insisto, con un porte refinado , único , exclusivo .

Pero quiere decir realmente Dandi?

Dandis franceses de la década de 1830.
Un dandi (del inglés dandy)1 2 es un hombre que se considera elegante y refinado, La corriente asociada al dandi se denomina «dandismo» y tuvo su origen en la sociedad inglesa de finales del siglo XVIII
El movimiento dandi es una doctrina de la elegancia, de la finura y la originalidad. Su estilo afecta sobre todo al lenguaje y la vestimenta.
La definición de un dandi podría ser la de un hombre de andares preciosos, original y rebuscado, y de lenguaje escogido. Pero el dandismo no es una estética fija, sino más bien proteica. Se le suele considerar como un ejemplo de elegancia, saber estar, clase, porte, estilo, buenas maneras, una persona educada y cultivada.
El dandismo constituye también una metafísica, una postura particular respecto a la cuestión del ser y del aparecer, así como a la modernidad. Numerosos autores, la mayoría de las veces ellos mismos dandys, se interrogaron sobre su sentido. Así, en un contexto de decadencia, Baudelaire identifica el dandismo como la última hazaña posible, una búsqueda de distinción y de nobleza, de una aristeia(‘excelencia’) de la apariencia. A menudo identificado, sin razón, como una simple frivolidad, antes bien el dandismo es concebido por sus practicantes, sobre todo en el siglo XIX, como una ascesis y una disciplina extremadamente rígida y exigente.
Si bien durante la época victoriana este tipo de mentalidad ya había sido concebida por el movimiento artístico y cultural de los Prerrafaelitas(entre cuyos exponentes cabe destacar al pintor Dante Gabriel Rossetti), el dandi más famoso fue Georges Brummell, también llamado «beau Brummell» (‘bello Brummell’), árbitro de la elegancia en la corte inglesa. Sus más conocidos herederos fueron Barbey d’Aurevilly y Baudelaireen Francia, y Oscar Wilde en la misma Inglaterra.

(Fuente consultada , Wikipedia )

-Como ya decía al principio, estos están en peligro de extinción, ya son muy pocos los que pasan por nuestros restaurantes y son muchos los que piensan que esta es una forma caducada de comportamiento, obsoleta por su concepto e incluso con ciertos aires machistas, pero hay algo que me sigue atrayendo, algo inexplicable, tanto refinamiento junto no puede ser tan malo, igual es que nos estamos olvidando en cierta forma  de saber estar en ciertas situaciones, o saber tratar a los demás?  Cierto es que muchas veces veo el polo opuesto y no me gusta,  es que habla  mal a su acompañante, sin  importarle quien esté en frente, que vocea sin importarle quien tiene a su alrededor, el impaciente , el incomprensible con los demás, el autoritario o el que solo impone, el que no tiene una mínima decencia en sus vestimentas, o en su aseo personal (  por suerte pocos ) , llámenme clásico, ni lo uno ni lo otro como todo siempre tiene que haber una línea que defina el equilibrio,  no creo que dar preferencia en la elección a las señoras , el levantarte a acomodar a tu acompañante, el coger el abrigo a tu pareja , el abrir la puerta del coche cuando llegas al destino, el abrir la puerta de donde vas a  entrar, el ir aseado, tener detalles , flores,  gestos…. sea algo malo. Creo que en el fondo de nuestra genética , todos tenemos algo de Dandis….

Anuncios

Acerca de Abel Valverde

Disfruto con mi trabajo, es mi pasión desde mi infancia , la hostelería es para mi una forma de vivir, tengo el honor de dirigir uno de los mejores establecimientos de este País, El restaurante Santceloni, creo que nunca es tarde y que lo bonito de nuestro oficio es que nunca dejas de aprender, siempre con afán de superación y haciendo lo que mas me gusta . Después de 6 años en can Fabes, nos lanzamos Oscar velasco , David Robledo y Yo, de la mano de Santi Santamaria en este proyecto, que a día de hoy continua mas vivo que nunca.. Saludos! * Algunas de las fotos de este blog son propiedad personal del autor, otras son extraídas de distintas fuentes, si alguien considerase vulnerados sus derechos de propiedad contacten con el autor. samarela@me.com
Esta entrada fue publicada en ARCHIVOS. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Ultimo Dandi…

  1. Ismael dijo:

    Totalmente de acurdo con sus reflexiones, aunque hoy en día no se lleve el pañuelo a juego con la corbata. Al igual que en el post “Dress Code”, comparto totalmente sus opiniones.
    Desconocía el detalle de la servilleta. Muy interesante. Confío en poder leer más adelante más consejos de estos.

    • Buenas tardes Ismael, cierto que ya no se lleva , pero hay que reconocer que hay un perfil de clientes, y mucho mas por ejemplo en ciudades como Madrid , que tienen a este clasicismo extremo… Lo de la servilleta es interesante , tambien me gusta mucho el gesto de con una mano apartar la silla y con la otra aguantarse la americana, casi con la mano en el pecho.

      Gracias por participar en mi Blog

      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s