Cuaderno De Santi Santamaria….

imgres-2

VOLVER A COCINAR

Tener sentido común

Mucho se ha hablado de la cocina de los sentidos y la búsqueda del placer. Sabemos cómo interactúa nuestro paladar con el olfato, dónde se localizan en la lengua los distintos sabores; nos divierten los sonidos crujientes; nos encanta ver esculturas de chocolate en el plato y nos llevamos a la boca sabores con colores. Sabemos tanto de los sentidos que ahora nos hace falta descubrir uno que algunos han olvidado: el sentido común a la hora de comer, beber y compartir mesa. La gastronomía, al convertirse en mero objeto de consumo, ha provocado que la gente olvide que la verdadera cocina nace del entorno familiar. Pero, en estos tiempos, reinventar la cocina casera es una necesidad para la mayoría.

Ir al mercado

Al final del otoño no hay nada mejor que disfrutar de una buena sopa, crema o caldo. Con una cebolla, un ajo, una ramita de tomillo, dos images-1rebanadas de pan, dos litros de agua, una loncha de panceta ahumada, un puñado de setas secas, aceite de oliva, sal y pimienta, podemos confeccionar la base de una sopa con la que, añadiendo unas cuantas castañas compradas en el mercado más próximo, descubriremos el sabor de la estación. En efecto, es época de boniatos, nabos, coles, endibias, calabazas, aguaturmas, brócolis, salsifíes, mandarinas, membrillos, naranjas, peras, doradas y al cerdo ya le toca su San Martín. Vayan al mercado: la posibilidad de comprar calidades y precios que encontrarán allí no se la puede ofrecer ningún supermercado.

Practicar la sencillez

Cocinar es fácil: podemos partir de un buen caldo para elaborar multitud IMG_3803 copiade recetas. Si no tenemos tiempo para más, podemos preparar el caldo un día y congelarlo para el resto de la semana. Con un buen caldo de pollo o de ternera, una pasta con setas o unas simples patatas con puerros cortados finos y unas coles de Bruselas, obtenemos platos tan económicos como agradecidos. Comprar menos productos elaborados y empezar de cero en la cocina, con productos sin manipular, es una práctica positiva porque nos permite gastar menos y ser nosotros quienes verdaderamente decidamos lo que vamos a comer, en lugar de ingerir lo que la industria ha decidido por nosotros. Debería ser una tendencia al alza.

Administrar el tiempo

Cuando decimos que no tenemos tiempo para cocinar, deberíamos cuantificar los costes no solo económicos que acarrea que los demás images-4cocinen para nosotros. Si la industria es la que cocina, en demasiadas ocasiones nos deja una alimentación sostenible. El consumo habitual de fast food pasa factura, que, en términos de salud, puede resultar mucho más elevada que el importe de un Mc Menú. Por otra parte, los platos preparados de calidad que venden algunas charcuterías suelen ser caros. La mejor opción sería gestionar mejor nuestro tiempo, cocinar la cena y, si no podemos almorzar en casa, llevarnos al trabajo la fiambrera.

Mantener la ilusión

Recibir en casa, montarse una fiesta con amigos o en familia, compartir la Retrat Santi Santamariacocina es una actividad de ocio apta para la mayoría de los bolsillos. No es incompatible con salir a comer al restaurante. De lo que se trata es de ser más selectivos a la hora de consumir.

Salir cada noche puede convertirse en un suplicio y estar siempre encerrados en casa, en algo agobiante. Hay que buscar un equilibrio en todo. Y, al comer fuera, este equilibrio se establece entre la ilusión de conocer la obra de cocineros con firma y la búsqueda de profesionales menos conocidos que elaboran la cocina tradicional o moderna que más nos gusta. En el comer y beber no hay nada como una sabia moderación, pues el placer se encuentra en la libre elección y la administración cabal de los propios recursos. Con buen tino y poco gasto se puede llenar la cesta de la compra y ahorrar para descubrimientos gastronómicos.

firma santi

Anuncios

Acerca de Abel Valverde

Disfruto con mi trabajo, es mi pasión desde mi infancia , la hostelería es para mi una forma de vivir, tengo el honor de dirigir uno de los mejores establecimientos de este País, El restaurante Santceloni, creo que nunca es tarde y que lo bonito de nuestro oficio es que nunca dejas de aprender, siempre con afán de superación y haciendo lo que mas me gusta . Después de 6 años en can Fabes, nos lanzamos Oscar velasco , David Robledo y Yo, de la mano de Santi Santamaria en este proyecto, que a día de hoy continua mas vivo que nunca.. Saludos! * Algunas de las fotos de este blog son propiedad personal del autor, otras son extraídas de distintas fuentes, si alguien considerase vulnerados sus derechos de propiedad contacten con el autor. samarela@me.com
Esta entrada fue publicada en ARCHIVOS y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s